jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Qué puede pasar al entrar en un escaparate donde todos los productos sean ficticios?


Todos los productos de este escaparate son ficticios, leí el cartel en silencio y me quedé pensando  ¿qué querría decir? ¿que aunque los veamos no existen?

Entré en la tienda con curiosidad, quería saber a qué se dedicaban porque el escaparate tenía desde pilas de botón a cajas pequeñas de colorines, todo muy geométrico y ordenado, parecía una tienda de informática pero no acababa de estar segura.

Así que entré, y saludé pero nadie contestó, entonces el dependiente un hombre bajito con bigote, hablaba nervioso con un policía. Éste tomaba notas en una libreta de tapas dobladas y a pesar de su gran tamaño, se movía con lentitud propia de un viernes lluvioso.

Comencé a pasearme por la tienda para hacer tiempo, no pude evitar escuchar la conversación, al parecer el señor de bigote era el dueño y había llamado a la policía porque la dependienta había desaparecido hacía pocas horas.

_Usted quería formular un denuncia por desaparición, ¿no es cierto?
_Sí, la dependienta ha desaparecido.
_Sin embargo hace escasas horas que no la ve, ¿correcto?
_Ya le dije antes, la vi por la mañana a la hora de abrir montando el escaparate, luego tuve que salir y hace un rato he vuelto y no estaba.
El policía garabatea en su libreta
_Correcto, así que ella no estaba cuando volvió, pero ¿podría haber salido por un imprevisto?
_De verdad le digo, ¡dejó aquí todas sus cosas!, su bolso, su móvil, todas sus cosas, ¿entiende?

El hombre golpea el mostrador con el puño, quizá para calmar el ambiente, el policía le pide una descripción física.

_Rubia, algo delgada, con ojos grandes, de estatura media...

Parece que la conversación va a alargarse, puede que no haya elegido el mejor día para visitar la tienda. Me acerco a la puerta, entonces algo roza mi pierna, sorprendida bajo la mirada esperando encontrar un perro, pero en lugar de eso veo una silueta pequeña. Medirá apenas treinta centímetros, tiene los ojos grandes y el pelo rubio y parece un dibujo animado. Antes de que pueda avisar al dueño, ella se escurre por el hueco de la puerta y escapa por la acera.











No hay comentarios: