jueves, 17 de julio de 2014

Abierto, perdonen las molestias

Este cartel me lo he encontrado en la cristalera de una librería de mi barrio.

Supongo que es un reclamo para la gente que al ver que el edificio está en obras, pueda pensar que esa tienda está cerrada.

Recuerdo que cuando era pequeña solía subir a la sierra todos los fines de semana y cuando volvía a la ciudad, después de haber disfrutado de unos días de buen tiempo, alguna gente me abordaba para preguntarme cómo había estado porque en había hecho muy mal tiempo.

A pesar de mi insistencia en afirmar que el tiempo en la sierra fue bueno, nadie me creía, a veces es difícil luchar contra las creencias de la peña...Espero que en la librería lo consigan,  por lo menos buscan llamar la atención de forma original.

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!
No te gustó: perdona las disculpas :)

No hay comentarios: