sábado, 21 de diciembre de 2013

Un cartel o una excusa para desearos felices fiestas

Es Navidad y se supone que hay que vivirlo: celebrar con los amigos, salir de cena de empresa, comprar regalos, y por encima de todo: decorar.

Quizá antes éramos más conservadores con eso, pero ahora, ¡hay que decorarlo todo! Y si dejas el más mínimo hueco sin un muérdago, una campanilla, un calcetín de Papá Noel (¿y tú creías que perdías calcetines? Compárate con el gordo barbudo) parece que no compartes el espíritu de la Navidad.

Por no hablar de los villancicos, en ésta época hay que escucharlos 24 horas sin descanso. A ser posible cantados por unos niños de voz de hormiga que es probable que a estas alturas estén ya estudiando la carrera. Menos mal que empezó la moda de los villancicos en inglés que son mucho más llevaderos, así no te los aprendes y además no se entiende nada.

Pero si el espíritu navideño es agobiante en los hogares, peor es si hablamos del de las tiendas o negocios. Hace poco entré en una de juguetes infantiles para comprar algo para mi sobrino y sólo de estar ahí diez minutos con la música de villancicos de niños, que parecía de Los Pitufos, empezó a crecer en mi interior un sentimiento muy pero que muy negativo en relación a la Navidad.

Luego están las decoraciones en los trabajos, quizá no haría falta decorar en todos los trabajos, porque algunas de estas adaptaciones navideñas dan miedito, que a eso iba mi entrada. Hoy me encontré con una tienda de señales de tráfico que había hecho su propio Belén. Reconozco que el cartel de "A Belén", me encantó, de hecho molaría cambiarlo por alguno de una carretera normal y ver las reacciones de la gente.

Pero lo que más me llamó la atención fue el Belén que habían elaborado para que fuera acorde con el negocio, no me atrevo a hacer ningún comentario al respecto porque sobre gustos, no hay nada escrito. Sólo os dejo aquí la foto con mis mejores deseos para el 2014.

Aprovecho esta entrada en el blog para desearos felices fiestas y recomendaros que no hagáis decoraciones chungas en el año 2014.





No hay comentarios: