lunes, 22 de julio de 2013

Bicicletas no (o quizá sí, dejemos una parte para el azar)

Una de las prohibiciones más extendidas es contra perros y bicicletas, está estudiado en varias universidades del mundo entero y ya lo he comentado e incluso reivindicado en otras ocasiones: ¡Bicicletas y perros sí!

En este caso me gustó esta pequeña rebelión en la que el avezado ciclista decidió aparcar su  bici justo debajo de un cartel que parece tener la misma capacidad de convicción que su tamaño.

¿Será quizá que en el mundo de los carteles el tamaño está directamente relacionado con el nivel de cumplimiento?

No hay comentarios: