viernes, 10 de mayo de 2013

Baño exclusivo para clientes, no insista

Hay algo en este cartel que me hace pensar que va dirigido a una persona en concreto.

Seguro que hay alguien en el barrio que de manera reiterada entra a toda velocidad hasta el fondo a la derecha y se cuela en el baño para luego salir a la misma velocidad sin haber consumido nada.

Con el tiempo ya la tienen identificada y cuando entra le chillan un saludo para que se sienta interpelada, incluso le preguntan que adónde va pero este tipo de persona no tiene ningún problema en contestar que al baño y volver a salir tan contentas.

Pues bien, me imagino el día en el que la paciencia del dueño se agotó y decidió pegar este cartel y cerrarle la puerta en las narices cuando esta persona quiso entrar y a pesar de las muestras de la necesidad de aliviarse que presentaba, el dueño se mantuvo firme en la puerta y no dio su brazo a torcer.


No hay comentarios: