viernes, 22 de febrero de 2013

Carteles para dejar tu chicle pegado

Gracias a Matilde por el cartel
Hay lugares civilizados, de esos en los que la gente no escupe en el suelo de la calle, tiran los papeles a las papeleras, hacen cola respetando el turno (hasta las señoras mayores). Ahí da gusto vivir, es algo que tiene la gente del norte que sabe ser ordenada, no como en España que los que no tiran colillas al suelo, escupen o tienen un perro y dejan regalitos por ahí....

Esto es una generalización, lo sé pero al lado del orden de los oros lugares, es como se ve y ya se sabe que comparar es malo, pero no nos engañemos, lo hacemos todos.

Pues bien en este pueblo francés, disponen de lugares para dejar pegados los chicles, sí señora porque no hay nada que fastidie más que pisar un chicle (salvo resbalar con un escupitajo pero eso es muy asqueroso como para escribirlo).

Porque lo pisas y te lo llevas ahí de un lado a otro que digo yo, si en la boca lo puedes despegar y mover ¿qué es lo que hace que se transforme en esta letal cola similar al queso de fondue que te pega al suelo con esa fuerza? Como diría Manolito Gafotas ése es uno de los grandes misterios del mundo mundial.

Veo dos riesgos a este tipo de práctica:

  • Que alguien despistado use el póster como un dispensador de chicles
  • Que al intentar despegar el cartel se caiga el muro abajo
Dudo que esta práctica tan cívica funcionara en España, aunque probar es fácil ¿alguien se anima a crear un cartel para pegar chicles? ¿Lo usaríais?