miércoles, 9 de enero de 2013

No seas rata, paga tu folleto

"Estos folletos no se regalan" anuncia el cartel con letras mayúsculas en color rojo, después aclara el lugar donde se indica el precio.

La  estantería estaba en una iglesia donde se les había ocurrido la idea de escribir  folletillos para generar algún ingreso extra.

¡Vaya cara se le tuvo que quedar cuando descubrió que la mayoría de los libros habían desaparecido pero en la hucha no había más que dos céntimos y un caramelo!

Ciertamente hay quien vive con la convicción de que muchos productos deberían ser gratuitos. Sobre todo si no se dedican a venderlos y tienen interés en adquirirlos.

Pero hay algunas características de los folletos que hay que tener en cuenta y que se suelen relacionar con su gratuidad:

  • La primera vez despiertan con mucho interés, 
  • tanto que sueles llevarte uno o dos 
  • después los guardas en casa pero no vuelves a leerlos
  • Cuando pasa un tiempo prudencial, se tiran a la basura.

Conociendo estas costumbres resulta fácil darse cuenta de por qué nadie pagaría por un folleto.

***
Estoy participando en los premios 20 blogs con Carteles por el mundo en la categoría de humor ¿me ayudas? Sólo son dos pasos:
1. Registrarse en 20 minutos: http://www.20minutos.es/usuarios/registro
2: Votar: http://lablogoteca.20minutos.es/carteles-por-el-mundo-31599/0/#vota
Y si te animas a dejar un comentario ¡sería genial! Gracias

No hay comentarios: