martes, 9 de octubre de 2012

¡Búscate un buen trabajo!

Tienes que buscarte un trabajo, la cosa está difícil en casa, le había dicho su madre.
¡No dejes de entrenar!, el profesor de natación
Aprovecha el verano para pensar en nuestra historia, su compañero de guión de cine.
Había conseguido compaginarlo todo renunciando a su tiempo libre: iba al bar hasta la después de las comidas, salía a toda velocidad a nadar unos largos en la piscina municipal y mientras se secaba al sol, escribía en su cuaderno la ideas que se le iban ocurriendo, después volvía al bar para las cenas.
El dueño, un señor mayor ya conocido en el puerto, no le puso ningún problema a que fuera en bañador, aunque a veces le parecía notar que le miraba de forma extraña.

No hay comentarios: