jueves, 19 de julio de 2012

Incendio provocativo o para uso exclusivo de bombines

El incendio se declaró de madrugada, a pesar de ser  mediados del mes de agosto el edificio estaba al completo. El humo despertó a la portera que, a gritos, consiguió llamar la atención de los demás vecinos para que salieran cuanto antes.
En la acera de enfrente, en pijama vieron cómo las llamas pasaban de un piso a otro mientras en emergencias, les aseguraban que los bomberos llegarían pronto.

Cuando el humo tapaba el último piso, apareció el camión con sus sirenas parpadeando.
Aunque parecía que no había mucho que se pudiera hacer ya, los bomberos llenos de humo y hollín bajaron corriendo,había sido una noche dura.
Uno de ellos se dirigió hacia la caja que colgaba en el edificio para acceder a la salida de agua, tiró de la puerta, tanteó buscando la llave, algo pareció sorprenderle, dirigió su linterna al interior, se detuvo, y sacó un bombín, en la caja no había llave de paso, sólo ese bombín. Quizá fuera un cambio de última hora, o una broma de mal gusto o un recorte sin importancia en el presupuesto.

Al amanecer, los vecinos continuaban sobre la acera en silencio, a sus pies reposaba el bombín.

1 comentario:

Ximens dijo...

jeje, Mar, es querer apagar el fuego a sombrerazos. Si pones claramente lo decía el letrero, tras sacar el bombin, quizás pueda enviarlo a La esfera