martes, 13 de diciembre de 2011

El soltero menos codicioso de América


Caminando por las calles de Nueva York en invierno, se te encoge el corazón al ver a tanta gente que duerme en la calle, allí donde el frío hace casi insoportable estar al aire libre aunque sea sólo por un momento.

Al pasar por un parque, nos cruzamos con un hombre sentado en un banco, con todas sus pertenencias agrupadas en una mochila y estos dos carteles que por su mensaje y por estar justo al lado del de Washington Square (tan formal y elegante) no dejan de llamar la atención.

El primero es una declaración sincera de necesidad pidiendo por un lado cualquier cosa que nos sobre, paradójico comentario en un mundo en el que estamos rodeados de cosas que nos sobran...y por otro lado asegurando que a lo recibido se le dará un buen uso. En realidad se trata de todo un clásico algo así como la versión americana del: ¡ay paaayooo dame argo que no es pa droga!

Y por último en un pequeño y arrugado cartel de cartón, un dato que probablemente se le olvidó añadir en el primero o le pareció mejor hacerlo aparte: "estoy soltero" .Me encantó este cartel, en realidad es una señal, una llamada al orden para todas las personas que nos podemos permitir entre otras cosas, lujos como el de dormir a cubierto. Sí, ese hombre que vive al aire libre y duerme en un banco, se permite bromear y afrontar su destino con sentido del humor, un ejemplo genial.

2 comentarios:

Ximens dijo...

Venga niña, que me quedo también por este blog. Tus fotos demuestran eso de que la realidad supera la ficción. Soy soltero y te ofrezco todo el aire del mundo, se puede ser más sicero. Besos.

enelfondosoyunachicacorriente dijo...

Ja ja ja alguien debería presentarle al de callao esquina con Gran Vía, ese que pide por categorías: pa porros, pa comer, pa cerveza...