jueves, 20 de octubre de 2011

Sin pelos en la lengua

Os preguntaréis ¿Por qué esos dos maniquís están con esos pelos? ¿es porque la noche anterior hubo una tormenta eléctrica?, o ¿se trata de dos fans de Michael Jackson (pero de la época en que ya era blanco) y para imitarle se han cardado el pelo hasta dejarlo así? Si no tuviera cierta información, me inclinaría por esta última opción porque a las dos se las ve tan contentas y para nada traumatizadas , incluso la que está de pie aparece con una pose chulesca.

Pero en mi archivo de fotos he encontrado una referencia de estos maniquís, de hecho otra ocasión escribí sobre ellos titulado "esta primavera me voy a bucear" porque llevaban gafas de bucear en piscina. Pero en esa ocasión eran normales, es decir calvos.

Porque ¿dónde se ha visto que los maniquís tengan pelos? Esto me lleva  a la siguiente fotografía
En Turquía, sí señor, porque lo suyo será identificarse con el muñeco en cuestión y que en algún aspecto te recuerde a tí ¿no? La verdad es que por las calles no se ve a gente con estos bigotes pero en la publicidad de los baños turcos los que hacen los masajes suelen tener ese físico. Yo que nunca he vivido en Turquia, si alguna vez en mi vida me cruzara con un maniquí así en una noche oscura, saldría corriendo con total seguridad.

Claro que hay una excepción, hay unos maniquís que es normal que tengan pelo: los de las tiendas de pelucas y el otro día me encontré con una por ahí, pero...antes de decir nada os pongo la foto:

El de la izquierda no tiene desperdicio ninguno, parece que ha estado con problemas de drogas hasta antes de ayer y yo sinceramente no le veo muy contento con su trabajo.
Ella es una avatar de la peli a la que han maquillado y han dejado ahí tirada.
Vale podréis decir ¡qué exagerada! ¡Tampoco es para tanto! y yo os contestaré ¿conocéis a alguien que se parezca a ellos? De hecho si alguna noche oscura me cruzara con dos cabezas con esas pintas, saldría corriendo con total seguridad.

Y no he hecho ningún comentario de los carteles es que ¡da tanto miedito acercarse para leerlos! Debajo de la cabeza del tío chungo pone que está prohibido fijar pegatinas en el escaparate y es que aunque seas un maniquí chungo puedes tener tu lado más romántico y hablar de pegatinas como cuando éramos pequeños. Puede que algunos penséis que no es así pero yo sinceramente no me atrevo a llevarle la contraria al colega.

No hay comentarios: