domingo, 2 de octubre de 2011

Prohibido fumar dentro de la pecera

Es cierto que antes se fumaba en todas partes, nubes de humo nos rodeaban en el metro o en los bares o en las discotecas, vivíamos envueltos en una niebla de nicotina y lo aceptábamos como lo normal. Sí, con los años hemos avanzado hasta ahora donde los fumadores que quedan vivos (después de un frío invierno fumando al raso) se ven expulsados de los círculos sociales para crear sus nubes grises en las aceras impidiendo el paso de los viandantes. Ahora no se puede fumar dentro de ningún sitio, pero además los fumadores molestan en todas partes: en las terrazas ahuman a las mesas de los alrededores, en las aceras no dejan pasar y hacen ruido despertando a los vecinos, en la salida de los hospitales contagian el cáncer de pulmón por doquier, hemos pasado de que se pueda fumar en todas partes,a que no se pueda hacer en ninguna. Pero lo de este cartel ya es pasarse ¿no? En esta pastelería han prohibido fumar dentro del expositor de tartas y digo yo ¿hay alguien a quien se le habría ocurrido fumar en ese sitio? Bueno, quizá sí, puede que antes de la ley antitabaco cuatro o cinco personas metieran allí sus cabezas para fumar mientras disfrutaban del olor a chocolate o quizá la especialidad de la casa fuera la tarta de yema ahumada.
Porque cuando se tiene mono de tabaco se puede llegar a cometer cualquier locura y si alguien no me crea, que mire este cartel en 3D que también me encontré una vez por ahí:


No hay comentarios: