lunes, 19 de septiembre de 2011

La perra perdida en Chueca fue vista en Malasaña

La verdad es que cuando pocas semanas después de ver el cartel de Perra perdida en Chueca me encontré con éste, me dieron ganas de hacer como las madres y ponerme a decir: ¡si ya lo decía yo! ¡ya avisé, ya! Y ninguno me hacíais caso.

Ahora resulta que la Perra está perdida pero ya no por Chueca, no, ahora está en Malasaña. Tonta que es, no te fastidia...
La Peca (nombre de la perra en cuestión) se está pegando una pedazo de fiesta que flipas y le debe dar miedo volver a casa, por eso sigue por ahí de juerga con su arnés azul y su collar de pinchos. En cuanto ve a alguien con actitud de querer cortarle el rollo sale por patas.
Por mucho que se esfuercen los amos en recuperarla, les va a costar sangre, sudor y lágrimas, tiene toda la pinta de que está pasando el momento duro de su adolescencia y no parece muy motivada en compartirlo con ellos.
Ahora que lo pienso quizá la perra se haya ido de fiesta con el hurón del rabo torcido. Aunque no sé yo si ése sería una buena pareja de fiestas...

No hay comentarios: