viernes, 26 de agosto de 2011

Oferta de la semana TRASEROS DE POLLO


Esta pared es una de las que yo llamo wiki pared, porque en ellas hay todo tipo de información en carteles interconectados, o dicho de manera anológica: a esta pared no le falta un perejil.
Si diéramos puntuaciones yo diría que:
A nivel informativo (0-10): 8
Atractivo del mensaje:...0

El dueño se ha esforzado por explicar todas sus ofertas y cada una de las carnes que se venden en su negocio, esto es positivo, pero si miramos de nuevo la fotografía veremos un cartel que sobresale por encima de los demás "Ofertón de la semana, traseros de pollo (2kg)" y esto rompe el equilibrio informativo y estético.

La palabra trasero no vende, es imposible, aunque estén de oferta, aunque pensándolo bien quizá por eso mismo están de oferta.
Trasero suena mal, horrible, no es lo mismo decir "le toqué el culo" por muy mal que suene la palabra culo que "le toqué el trasero" porque así es como si no te atrevieras a decirlo todo, trasero actúa como un eufemismo.

De la única forma en que trasero funciona mejor es en femenino "trasera" porque eso nos recuerda a las puertas por las que salen los detectives en las pelis de cine negro o por donde se escapan los actores de los teatros cuando les persiguen (inolvidable momento de Sonrisas y lágrimas...)

Además en este caso el cartel sobre los traseros está justo al lado de otro de un pollo desmontado, que parecen las explicaciones de un mueble de Ikea, este pollo contiene:
1 Cuello
2 Muslos
2 Pechugas
2 Alas

Ahora que lo pienso si dijéramos que un pollo tiene trasero y dos buenas pechugas ¿no nos estaríamos refiriendo a un pollo del género femenino?

No hay comentarios: